Ya estamos en el mes de setiembre, se terminaron las vacaciones para muchos y probablemente se reduzca la frecuencia de comidas sociales, salidas a la playa o tardes en el bar. Toca volver a la rutina de trabajo, de horarios y también de alimentación, pero… la verdad es que a muchos les cuesta.

¿Por qué cuesta tanto volver a la rutina alimentaria al terminar el verano?

Cuando en los meses de verano nos pasamos de excesos, ya sea de cafeína, alcohol, azúcar o alimentos ricos en grasas no saludables, creamos un hábito que después cuesta de cambiar, ya que solemos crear una dependencia que en cuanto lo dejemos tendremos algo parecido a un síndrome de abstinencia. Parecerá que el cuerpo nos lo pida a gritos pero no, la solución no es seguir dándole estos alimentos o bebidas, sino volver a la normalidad lo antes posible.

5 Consejos para conseguir volver a la rutina lo antes posible:

Para que os sea más fácil volver a la rutina, aquí os dejamos 5 consejos:

  1. Desayuna fuerte y saludable. Si no es a primera hora, que sea cuando llegas al trabajo. Pero intenta que tu desayuno lleve 3 ingredientes: una ración de cereales integrales, otra de proteínas (vegetales o animales) y fruta. Esto te ayudará a estabilizar la energía desde primera hora de la mañana y evitará la necesidad de tanta cafeína.
  2. Sáciate con alimentos saludables. No caigas en el error de empezar el setiembre comiendo muy poquito para compensar los excesos de agosto. Esto sólo hará que te entre más ansiedad y ganas de dulces, te notes más cansado y termines por comer alimentos menos saludables. Así que será mejor que te sacies suficiente con alimentos saludables y si tienes que aumentar las dosis, lo hagas sin problemas. Te ayudará a sentirte más energético y reducir la dependencia a azúcar.
  3. Reduce la cafeína. Es normal que te notes más cansado después de las vacaciones, pero no caigas en el error de abusar de la cafeína, ya que tiene gran parte de la culpa (sobretodo si los últimos días has ido abusando de ella). Busca recuperar TU PROPIA energía con nutrientes y descanso, y reduce la energía ARTIFICIAL.

Beber agua con sabores naturales (añadiéndole limón, pepino, menta, sandía…) o infusiones te ayudará a engañar a tu mente.

  1. Durante 3 semanas, intenta evitar los alimentos de los que has abusado este verano: ya sean galletas, azúcar de mesa, bollería, helados, golosinas, alcohol, etc. Verás que, si lo evitas durante 3 semanas, después no necesitarás tanto estos alimentos. Hay que desintoxicarnos de ellos.

Además, si ya nos sentimos cansados después de vacaciones, estos alimentos harán que tengamos menos energía aún.

  1. Anda o haz ejercicio. Intenta aumentar el tiempo, aunque tengas que ir a una intensidad más baja. Y si tienes la musculatura preparada, haz cambios de ritmo o entrenamientos interválicos, te ayudarán a quemar más grasas.

 

Con estos 5 consejos veréis que os será mucho más fácil volver a la rutina. Probarlo y explicarnos vuestra experiencia 🙂

Share

You Might Also Like

Leave a Reply