En navidades solemos tomar un exceso de alcohol, grasas y azúcares. Esto lo sabemos todos y lo hemos leído en casi todos los artículos de “navidad” que han publicado estos días. Pero os digo una cosa… la excusa de “es navidad” nos es muy útil a todos… Si tomamos turrón 3-4 días seguidos durante el año nos sentimos mal, pero si lo hacemos en diciembre pensamos…”bueno, es normal… es navidad, en enero ya lo bajaré”. Pero a veces este “ya lo bajaré” nunca llega y vamos acumulando kilos año tras año. Y luego es cuando vienen las prisas por bajar en dos meses todo lo que hemos cogido en los últimos años…

Pero… ¿Sabéis qué? Al fin y al cabo, no son tan importantes los kg cogidos como sí lo es nuestra salud, que año tras año la vamos empeorando… Y no será debido a un par de atracones en navidad, sino de nuestro día a día, nuestros hábitos, nuestro estrés, nuestros dolores gastrointestinales crónicos, nuestras intolerancias, nuestro no-descanso…

Navidad no es igual a comilonas, comer turrones sin límite, ni tampoco a hincharnos a alcohol.

Navidad es mucho más que comer. De hecho, los días más conflictivos son apenas 3 o 4. Y si fueran solo estos días NO nos notaríamos tan hinchados ni aumentaríamos 3 kg de golpe.

El problema viene cuando durante este mes se juntan varios de los siguientes factores:

  • Comilonas fuertes y seguidas (comidas familiares, con amigos, de trabajo…)
  • Largas sobremesas llenas de dulces en el centro
  • Comer turrones y chocolate durante 20 días seguidos
  • Olvidarnos que existen las frutas y las verduras
  • Realizar poco ejercicio en estas fechas
  • Exceso de alcohol y poca agua
  • Desorden alimentario: comemos a deshoras, nos saltamos comidas, etc.
  • Más estrés que descanso y desconexión.

Si esto lo mantenemos durante todas las navidades (1-2 semanas) es cuando llegamos a enero no sólo con 2-3 kg de más sino sintiéndonos más pesados, con problemas gastrointestinales (barriga hinchada, estreñimiento, acidez, dolores de cabeza,), falta de energía y dependencia de azúcar.

Pero ahora las navidades ya han pasado. Ya no podemos volver atrás…

Es momento de ponerle solución. Pero la solución NO es hacer una dieta depurativa de 3 días, y tampoco una dieta estricta durante 2 meses. Son soluciones que sí que nos ayudan a bajar de peso pero también nos harán sentir con poca energía, de mal humor e incluso aparecerán dolores de cabeza.  ¡Ah! y luego recuerda que hay regalito… En unas semanas recuperamos el peso que habíamos perdido multiplicado por dos.

Solución para bajar estos kg cogidos en navidades

La solución es volver a una alimentación saludable, que nos aporte energía y lo más importante: MUCHOS NUTRIENTES.

CLAVES PARA ESTE MES DE ENERO (Y todos los meses que vienen detrás)

  • En las comidas y cenas, toma una buena ración de verduras u hortalizas (crudas, hervidas, al horno, al vapor, al papillote…)
  • Reduce el consumo de carne (combínala con pescado, huevos y legumbres). Lo ideal es combinarlo así: para comer alterna entre carne y legumbres (3-4 cada una) y por la noche, alterna entre pescado y huevo (3-4 cada una). Así llegarás a cubrir las frecuencias de consumo recomendadas para la población general.
  • Evita tanto como puedas los embutidos, el azúcar (o alimentos ricos en azúcar como las galletas – sí, aunque sean integrales suelen llevar azúcares-, los cereales de desayuno, la bollería…), los fritos, la comida precocinada, los dulces y el alcohol
  • En tus desayunos y meriendas, incluye siempre una pieza de fruta y un puñadito de frutos secos o semillas (de calabaza, girasol, chía, lino…)
  • Bebe mucha agua durante el día. Antes de cada comida 1-2 vasos y luego llévate una botellita siempre contigo.
  • Engánchate a las Infusiones. Seguro que encuentras una que te guste 😊
  • Por la noche, desconecta del móvil y DESCANSA. La falta de descanso por la noche nos quitará energía y vitalidad para afrontar el día.
  • Haz deporte, no sólo para bajar estos kg de más, también para incorporarlo en tu día a día. Tiene muchísimos beneficios. Aquí te dejo un artículo que escribí hace tiempo con unos consejos para conseguir motivarte y hacer ejercicio. 
  • Medita y reduce el estrés. El estrés crónico puede acabar afectando a tu sistema digestivo produciendo inflamación, intolerancias, alternado el sistema inmunitario y múltiples efectos más.

 

¿Y LOS BATIDOS DETOX?

Los batidos détox (que se ponen muy de moda en estas fechas) pueden ayudarte a ingerir un aporte extra de frutas y verduras (aquellos alimentos que te has olvidado durante estas semanas de navidades), pero no es la solución para perder el peso aumentado en navidades. Sí que pueden ser un buen complemento de una alimentación saludable pero no te los tomes con el objetivo de perder peso, sino para ayudar a tu organismo a recibir nutrientes y como consecuencia, funcionar mejor y ayudarlo a perder peso.

¡Ah! Y si puedes… ¡hazlos en casa!

 

Artículos recomendados:

También puedes leer este artículo con 5 consejos para recuperar la alimentación saludable que un día tuviste 

O también este otro sobre los beneficios de comer con tupper

 

Share

You Might Also Like

Leave a Reply